AMPI 2017

No solo los adultos se deprimen

TRASTORNO DEPRESIVO EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

1. No solo los adultos se deprimen. Diversos problemas de salud mental inician al término de la infancia y principios de la adolescencia. En México se calcula que el 4.8% de los adolescentes están deprimidos.

2. La depresión no es originada por una sola causa, es el resultado de la interacción entre varios factores, que pueden ser de origen genético, biológico y ambiental.

3. La depresión es mucho más que estar con el ánimo bajo o triste, es persistente y se acompaña de otros síntomas que provocan malestar y dificultades para desarrollarse en la vida cotidiana.

4. La depresión generalmente comienza de forma paulatina, puede manifestarse de diferentes formas, caracterizándose por variaciones en el número de síntomas, severidad y persistencia de los mismos, teniendo como característica una alteración del estado de ánimo que se mantiene la mayor parte del día, casi todos los días, por al menos dos semanas.

5. El comportamiento de la depresión en niños y adolescentes puede ser muy diferente al de los adultos, un síntoma característico en ellos es la irritabilidad.

6. Si el niño o el adolescente presenta uno o más de los siguientes datos en forma persistente, solicita ayuda:

· Tristeza,

· Llanto sin razón aparente,

· Disminución del interés por sus actividades o incapacidad para disfrutar de actividades previamente favoritas,

· Desesperación o aburrimiento persistente,

· Energía baja,

· Aislamiento,

· Mala comunicación,

· Baja autoestima,

· Sentimientos de culpa,

· Extrema sensibilidad al rechazo o al fracaso,

· Mayor irritabilidad, enojo u hostilidad,

· Dificultad con las relaciones,

· Quejas frecuentes de enfermedades físicas tales como dolores de cabeza y dolores de estómago,

· Baja de calificaciones con mal desempeño en la escuela, disminución de la concentración, cambios en el apetito y/o patrones de sueño.

· Expresa ideas o pensamientos de suicidio o conducta autolesiva.

7. Recuerde que la depresión no tratada es el mayor factor de riesgo para el suicidio.

8. La depresión es tratable, el psiquiatra de niños y adolescentes es el especialista en salud mental con la capacidad para hacer el diagnóstico y brindar el mejor tratamiento.

9. La evaluación de la familia con el apoyo de otros servicios como psicología y trabajo social, junto con la información de profesores y profesionales de la salud del menor es de gran ayuda para el diagnóstico.

10. No olvides que es fundamental:

* La participación de la familia y profesores en el tratamiento de la depresión.

* Aprender sobre la depresión, su tratamiento y lo que se puede hacer para apoyar en la recuperación del menor.

* Reconocer los avances del menor.

* No culpar al menor.

* Tomar en serio cualquier pensamiento suicida.

* Dar seguimiento a las indicaciones del especialista y en caso de duda, expresarlas para que sean resueltas.

 

Aportación de la Dra. Gabriela Cortés Meda