AMPI 2017

¿CÓMO EDUCO A MI HIJO?

Con mucha frecuencia, los padres  se preguntan a sí mismos o a los demás, ¿Cómo es que deben corregir a sus hijos? Nadie quiere aplicar un castigo excesivo y se preocupan por hacer lo correcto. Sin embargo, a veces la disciplina que se aplica parece no funcionar y las cosas se salen de control.

Las siguientes recomendaciones pueden ser de mucha utilidad.

DECALOGO DEL CASTIGO

El castigo debe ser:

1.-Claro

El niño debe saber porqué se le está castigando, aclárelo, aunque parezca obvio

 

2.-Oportuno

Lo más cercano en tiempo a la falta. No deje pasar tiempo para aplicar el castigo

 

3.-Preciso

Que le quede claro al niño en qué consiste su castigo y por cuánto tiempo. Evite confusiones

 

4.-Consistente

Las faltas que ameritan castigo, siempre  ameritan castigo, por la naturaleza de la falta. Hay que jerarquizar las faltas, de la menos a la más grave para saber cuándo hay que aplicarlo y cuál es el tipo de sanción que amerita

 

5.-Acorde a la falta y acorde a la edad del niño

Lógico, proporcionado, medido, nunca exagerado

 

6.-Realista

Los castigos deben cumplirse  por las partes involucradas y  sin afectar a terceros. Se debe supervisar que se cumplan

 

7.-Cumplido

Los tiempos del castigo se deben de cumplir. No lo quite antes del tiempo que se decidió

 

8.-No amenazar en vano

El castigo debe cumplirse y si no es así, es mejor no amenazarlo con que va a recibir un castigo que nunca llega

 

9.-No acumulativo

Un castigo por falta

 

10.-No sabotaje

Ni propio ni de otros, el castigo se debe cumplir

 

Ya que terminó el castigo, tómese un tiempo para hablar con su hijo, un tiempo corto para aclarar, acérquese a él, y mirándole a los ojos, dígale: “Tu castigo fue (mencione el castigo aplicado) porque cometiste una falta, (se le dice lo que hizo mal). Lamento que esto haya sucedido y espero no vuelva a pasar. Tu castigo terminó”

 

Elaboró: Dra. Claudia Jazmín Martínez Radilla